Si tienes en tu poder un smartphone o una tableta, ya te has dado cuenta que realmente son útiles, nos hacen la vida más fácil, ya sea en tu trabajo o para tu posgrado y ni se diga para tu negocio si eres un emprendedor.

Una de las características más importantes de estos celulares y tabletas, que rinden fruto para las marcas, son las aplicaciones.

Las apps o aplicaciones son esos pequeños softwares que se descargan, unas veces gratuitamente y otras mediante un pago, con las que puedes realizar distintas actividades, desde sociales, hasta mejorar la productividad en tu trabajo o negocio, revisar el clima, informarte sobre el estilo de vida que se adecua a ti, estar informado, o incluso jugar, entre otros.

Se dice que las aplicaciones ayudan mucho en la construcción de una marca, pero estas aplicaciones deben estar orientadas al usuario final, al que la va a usar y deben de tener ciertas características que ayudaran a que tu marca tenga más peso en la mente del consumidor.

A continuación te dejo una breve guía para crear apps exitosas.

  1. Gratis. Las aplicaciones de tu marca definitivamente deben de ser gratuitas, el consumidor te lo agradecerá. Habiendo cientos de miles de aplicaciones, ¿por qué tendría que pagar por la tuya?, y menos si tu marca no ha logrado enganchar con él, lo más seguro es que piense que le estas tomando el pelo y por supuesto que le estas robando.
  2. Útil. La aplicación de tener una utilidad para tu consumidor/usuario. Por ejemplo la app de Absolut Vodka te ofrece una lista de recetas para preparar bebidas a base de vodka y otros licores.
  3. Ligada a tu marca. La aplicación debe de estar ligada a lo que es tu marca. No puedes crear una aplicación que no esté en sintonía con lo que es tu marca. Si tu marca es un hotel, por ejemplo, no puedes hacer que tu aplicación ofrezca tips de alimentación, cuando tu ofreces hospedaje, pero si puedes hacer que la app sirva para reservar y ganar puntos.
  4. Generar interacción. La aplicación debe generar interacción con el target, esta interacción se refuerza si en el día a día tu marca y tu target realmente interactúan, y en gran medida esta interacción se cumple si tu aplicación es útil.
  5. Provocar acción. Con la interacción viene la acción. La interacción hace que el target compre y consuma la marca. Gracias a la interacción que ha tenido, gracias a la utilidad que le has brindado, la próxima compra que haga va a ser seguramente la tuya, la de tu marca. Si no es así, revisa tu trabajo mercadológico.
  6. Tipo de descarga. Se recomienda que no deben ser demasiado pesadas. Hay aplicaciones tan pesadas, que te mandan un aviso para que las descargues cuando estés en una red Wi-Fi, para cuando tu consumidor este en una lo más seguro es que ya se olvidó de ti y de descargar la aplicación. Pero por el contrario si tienes una marca fuerte y los beneficios de la aplicación son buenos, tu consumidor se esperara.
  7. Visualmente atractiva. Por supuesto la aplicación debe de ser visualmente atractiva. Muéstrales que tu marca es competitiva, actual, coquetéales, pero no rayes en lo vulgar. Hay aplicaciones que son aburridísimas, tanto como sus marcas, y dan una idea de perdedoras.

Asimismo tienes que saber qué porcentaje de tus clientes o consumidores usa smartphones o tabletas, después identificar qué tipo de sistema operativo es con el que cuentan (Android, iOS, Windows, BlackBerry, Symbian), y en base a eso hacer tu aplicación, ya que no todas las aplicaciones están disponibles en todos los sistemas operativos. Aunque claro puedes hacer aplicaciones para todos los sistemas operativos, si tu bolsillo te permite hacerlo.

Espero estos puntos te sirvan al momento de crear una aplicación para tu marca o negocio.

Si tienes otras recomendaciones me gustaría leerlas.

Anuncios