En Río de Janeiro Sprite llevó a cabo una estrategia de marketing de guerrilla que consistía en poner regaderas en la playa como si fueran expendedores de refresco. Muy ingeniosos.

 

Me ha gustado mucho el video y lo comparto.

Anuncios