Recuerdo gratamente mis días de infante viendo una y otra vez esta película, siempre me dejaba una sensación agradable y positiva. Hace unas noches volví a ver una película de Disney, que para mi sorpresa ya tenía sus décadas, La Espada en la Piedra (1963), que aun sigue dejándome una sensación positiva.

Aparte de recordar la infancia, ya de adulto puedo encontrar en esta animación cosas que puedo rescatar para todos los que están en el mundo de los negocios (de cualquier tamaño) y que nunca están demás.

Empezaré con los personajes.

Arturo o Grillo, es el personaje principal, un chico que tiene la mala suerte de ser huérfano y caer en manos de un amo que si bien no lo odia tampoco lo alienta a ser mejor.

El Gran Mago Merlín, viene siendo como el coach de Grillo el sabio, el de la experiencia. Quien ve en Grillo ese talento que los demás no pueden ver.

Arquímedes, el búho, viene siendo como un abogado del diablo, siempre ve cosas que los demás pueden dejar de notar ya que están enfocados en su tarea. Él siempre recuerda que las decisiones tienen implícitos probabilidades de fracaso y todos debemos tener esto en cuenta, pero sin dejarnos pasmados a no hacer nada.

Kay y Sir Héctor, hermano mayor de Grillo (Arturo) y Sir Héctor el encargado del castillo, son el tipo de personas que siempre nos toparemos, que son negativas y no creen en nuestras capacidades.

Madam Mim, una bruja mala, un obstáculo más en el camino. Obviamente deshonesta y malvada. De las que te invitan a hacer las cosas chuecas/torcidas.

Merlín con su clarividencia espera la llegada de alguien importante, quizá no en la actualidad pero sí en un futuro. Esta clarividencia es esa intuición o muchas veces el pensar que todos tenemos potencial, tú y el que está a tú lado, aunque lo subestimes.

Esta persona importante es Grillo, apodo del futuro rey Arturo, que se dedica a labores de ayudante en un castillo. Grillo obviamente somos nosotros, los protagonistas de nuestra historia.

Merlín siempre a lo largo de la cinta recalca la importancia de la educación, de prepararse para asumir los retos grandes que se avecinan, se lo dice siempre a Grillo y lo comenta con los del castillo, sin embargo estos se ríen pensando que Grillo no está hecho para cosas de envergadura, de trascendencia.

El mago siempre atento y sabio se da cuenta que Grillo tiene ese talento que pocos poseen, ya que el muchacho hace las tareas más insignificantes de una manera excepcional, con pasión y entrega. Lo que hace ver que una actitud así potencia las aptitudes innatas que deben pulirse mediante la preparación y educación, educación que Merlín provee a Grillo. El ejemplo aquí es hacer nuestras tareas y asignaciones con pasión y entrega, no les restemos importancia a nada. Y a su vez prepararnos constantemente, el mundo es cambiante y nosotros debemos serlo, los conocimientos cada día son más y debemos estar a la altura de las circunstancias.

Grillo es entrenado en distintos escenarios, en el agua trasformado como pez, en el aire como gorrión y en el bosque como ardilla, los cuales pueden ser ejemplos de los difíciles escenarios a los que se enfrentará en un futuro, ya que en estos escenarios enfrentó peligros de los cuales salió librado. También se topa con Madame Mim, una bruja mala, la cual hace trampa. Merlín le da la lección de hacer las cosas bien y honestamente, sin trampas, y muestra que hacer el bien y las cosas honestamente da buenos resultados.

Hasta que un día de “suerte” o el día en que la vida lo puso ante esa oportunidad, sacó la espada clavada en el yunque. La vida camina y nosotros con ella, y sin saberlo llegan oportunidades y retos en los que debemos estar preparados, esto es lo que nos ayuda a lograr nuestros objetivos.

La película nos da una lección de que debemos prepararnos conscientemente para la incertidumbre que se vive, buscar la experiencia de personas que ya han pasado por lo mismo siempre es buena y escuchar atentamente lo que su experiencia brinda es un tesoro valioso; asimismo oír atentos las criticas pues a veces estas son ciertas; además no hacer caso de personas mal intencionadas y de momentos que parecen son adversos, siempre teniendo en estos casos una actitud positiva, para esto es importante tener en quien confiar y en quien apoyarnos para levantarnos el ánimo y podamos iniciar nuevamente.

Él, Grillo/Arturo era el elegido, por tener esa actitud y aptitudes, la vida lo coronó como rey. Así pues tengamos esa actitud y forjemos nuestras aptitudes para conseguir lo que deseamos, aunque el mundo parezca estar en nuestra contra.

Aquí puedes ver la película completa La espada en la piedra

Anuncios