Huatabampo, Sonora, México. Resulta que en este municipio plagiaron el logotipo de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Muchos culpan al presidente municipal, quien se supone pidió el logo y lo aprobó, y con justa razón ya que sus decisiones serán válidas en esos 3 años. Esta persona llevará las riendas del municipio del 2012 al 2015. Justo a tiempo para que no se dieran cuenta los de Río 2016 ¬¬ (sarcasmo).

Pero seamos sinceros muchas veces así como este presidente municipal otros tomadores de decisiones no saben mucho de mercadotecnia, aunque deberían pues es parte del negocio.

En el caso de la administración pública podríamos decir que es hasta cierto punto válido, pero si tomamos en cuenta que para llegar a su puesto usó la mercadotecnia política para su propaganda, creo debe estar un poco empapado del concepto. Sin embargo no es por ahí la cosa.

La pregunta del millón es ¿quiénes diseñaron el logotipo de Huatabampo 2012-2015?, ¿cuánto cobraron por ese plagio?, ¿fueron profesionales o seudo-profesionales? ¬¬ (eeh pregunta sarcástica)

Hay posibilidades de que sean, los que lo acompañaron desde el inicio de su campaña.

Aquí la imagen del delito.

Sí el plagio es un delito. Dicen por ahí “el plagio constituye el más grave atentado al derecho de autor, pues en esencia significa desconocer la paternidad del autor, y por consiguiente, la relación que le une con la obra sustrayéndole a todo conocimiento e ignorándole toda aportación creativa” (Ventana Legal, El plagio como ilícito penal)Esta es una definición de la ley venezolana, pero el derecho de autor se aplica a nivel mundial y cada país tiene su ley, pero en esencia es la misma.

Que impacto.

Este caso me recuerda al post que se titula No existen logos “mágicos”. Créeme, sobre la idea que unos tienen de los logos, y otro post sobre la ética en la mercadotecnia titulado ¿Es ético registrar y apropiarse de un nombre de marca? (otro sarcasmo, pues obvio no es ético). Da clic en los enlaces.

El asunto de este logo que obviamente es copia del logo Río 2016, se juega con el dinero del pueblo, sí ya de por sí un logotipo para estos asuntos políticos salen carísimos. Dirían ellos “según el sapo la pedrada”, cosa que aún no me queda clara pero así es el medio.

Y cuando alguna micro, pequeña o mediana empresa pide un trabajo como esto, ¿cuántas veces no los defraudan?, dinero tirado a la basura. Precisamente porque muchos no tienen conocimientos de mercadotecnia y son timados por aquellos que desean dinero rápido. Finalmente como dicen ciertos creativos “según el sapo la pedrada”.

“Total Huatabampo lo conocen solo los de Huatabampo” me los imagino decir. Porque de que los hay, los hay.

Este tipo de acciones genera desconfianza en los creativos y por otro lado a veces un logotipo que promete ser la panacea no lo es tanto si aquellos estafadores engatusan al incauto tomador de decisiones. Recordemos que el logo es inerte, nosotros tenemos que darle vida a la marca.

Apenas ayer en Televisa vi brevemente en una telenovela que unos publicistas  presentaban el nuevo logo de unos quesos al parecer. La CEO “encantada” le pareció bien, aunque no sabía mucho que decir. El rancherote que sabrá Dios cómo llegó a esa empresa se percató de que en el logo la vaca tenia cascos y no pesuñas. “Los caballos tienen cascos, las vacas pesuñas” dijo el ranchero.

Los publicistas ofendidos defendieron su proyecto, su visión, pues lo hicieron con técnicas avanzadas y costó obviamente millones. Aquí se cumple la máxima “según el sapo la pedrada”.

La novela es fantasía, al menos ese ayuntamiento tiene dinero para estos gastos, (otro sarcasmo), la mala imagen ¿quién se la quita? ¿Y te imaginas sí es tu empresa, la que es real, la que paga impuestos y tiene compromisos y quiere crecer? Ahí te lo encargo.

Anuncios