Israel lanza un tweet/tuit anunciando invasión a Gaza para acabar con los terroristas de Hamas. El tuit se convirtió en trend topic rápidamente. Israel con sus fuerzas armadas es la pionera en avisar sobre una invasión en una red social.

El conflicto Palestina-Israel es relevante para el mundo ya que en esa región, Medio Oriente, están las mayores reservas petroleras del planeta, un planeta que aún se mueve con petróleo. Además el codicioso Estados Unidos, potencia herida por su recesión, es aliado de Israel y querrá parte del botín que el subsuelo ofrece.

Cualquier organización con cualquier fin debe subirse a esta ola del social media, eso ya no está en duda. Chica o grande, con lucro y sin el, buenos y malos. Este ejemplo refuerza la idea de la importancia de las redes sociales para comunicar y vender ideas y causas, aunque algunas sean torcidas.

Las fuerzas armadas de Israel tienen su perfil en Twitter @IDFSpokesperson, asimismo las brigadas Al Qassam de los palestinos tienen el propio @AlqassamBrigade, habiendo otros perfiles apoyando a sus respectivos bandos.

Ambos haciendo propaganda a sus ideas, ganando followers para sus causas, buenas o malas, según los puntos de vista, según sus ansias de poder, según la manipulación que usen.

Causas malas disfrazadas de buenas y causas buenas que al parecer no salen a la luz o las visten de malas.

Las guerras y las revoluciones sociales ya se viven en el mundo digital, en los medios below the line (BTL, medios digitales, marketing de guerrilla, etc.); complementando a los sádicos reyes de los medios above the line (ATL, medios tradicionales como TV, radio, prensa, etc.), que nos tienen acostumbrados a ver guerras como entretenimiento.

Ahora los involucrados en el conflicto suben sus respectivos puntos de vista, fotos, vídeos, tuits, streaming de guerra; y en medio de ellos una población civil que no desea caos.

Claro, la última palabra la tienen los civiles, los ciudadanos, que en otras circunstancias les llamaríamos los consumidores, quienes reciben las balas y sufren, aunque no se les tome en cuenta.

Ya lo mencionaba Samuel Huntington, es un choque de civilizaciones, Occidente contra Oriente. Obvio no todo el mundo occidental desea tal bavarie, creo que no todos en Medio Oriente quieren guerra. Fanáticos contra fanáticos, la codicia lleva a esto. La ambición desmedida, las dobles caras como la un Obama reelecto que es premio Nobel de la Paz y sin embargo desea guerra en Medio Oriente (por ser EEUU un interesado en una guerra con Siria e Irán y ser aliado de Israel).

Los malos en conflicto, ninguno está interesado en la paz.

Aquí un poco del contenido de los perfiles de estos grupos en conflicto.

IDF 1IDF 2

IDF  3

IDF 4

Al Qassam 2

Al Qassam 1

Al Qassam 3

Al Qassam 4

Team Palestina

Y así es el mundo desgraciadamente, la tecnología trae cambios positivos pero el interior de algunos sigue podrido.

Anuncios