Como todo en la vida, hay siempre un comienzo. Este es el de Steve Jobs. 

Anuncios